Buscar este blog

lunes, 29 de mayo de 2017

Tampones. Se me quedó adentro el aplicador.

Se te quedó el aplicador del tampón dentro? No cundas en pánico, no pasa nada. Tu vagina no  mide mas de 11 cms.  y hasta ahi va llegar el objeto extraño. El orificio por donde se excreta los desechos durante el período es milimétrico, es físicamente imposible que viaje dentro de tu cuerpo dicho aditamento plástico.


Decidí escribir esta entrada, porque me pasó y no me fue fácil encontrar información y cundí en pánico, casi lloro.

Antes de nada, esto no es grave, no tienes que arrancar corriendo al Doctor, tranquila. ¿Tienes dolor? o.k. puedes ir a urgencias, estarás dentro solamente 2 minutos y te sacarán la pieza. ¿tienes el algodón dentro y no tienes hilo o no lo puedes sacar? también ve al Doctor, sobre todo si ya tienes mas de 5 horas con el tampón dentro.

Pero si no hay dolor alguno,   puedes intentar primero extraerlo en casa:

Primer paso,  ya sea tu misma o con ayuda de alguien mas, recuéstate en la cama, con las rodillas flexionadas, pon algo debajo para que no manches  las sábanas. Obvio lavarse las manos muy bien con agua y jabón.

Segundo paso: Si tienes a la mano lubricante vaginal, ponte en los dedos índice y medio.

Tercer paso: Intenta introducir ambos dedos, en tu vagina. El truco está en replegar uno de los dos dedos hacia una de tus paredes. Ve  poco a poco hasta que sientas el objeto. Sentirás tal vez la punta, ve si puedes jalarlo lentamente hacia el exterior. Si no se pudo a la primera, no te desesperes, saca tus dedos, intenta de nuevo.

Importante: No intentes meter ningún otro objeto para jalar, como pinzas, palitos de naranjo, nada es NADA, solo puedes usar tus dedos.

Si no se pudo. Entonces si, ve al Dr. pero no vayas corriendo peligrando por las calles a máxima velocidad. Puedes durar varias horas, sobre todo , si no tienes problemas para orinar, ni para obrar y si sigue saliendo flujo vaginal normal. NO HAY PRISA.

Los tampones son algo  muy cómodo, higiénico y seguro. Sin embargo, debes seguir las indicaciones al pie de la letra. El único riesgo real,  al utilizarlos, es que dejes mas del tiempo recomendado un tampón en tu interior y eso porque acumula los desechos vaginales, sangre tejido, etc. y se pueden formar bacterias, que en un caso extremo, de durar varios días, puede ser MUY grave. Provocar la muerte, esto no es juego.

Volviendo al tema,  y  la parte chuzca; resulta que no tengo mucha experiencia en esto. Asesorada telefónicamente por mi hermana, intenté colocarlo y no pude, quedo parte del algodón comprimido fuera, a la vista, esto me causó incomodidad, dolor y no debes sentir nada. Por lo que retiré  ese y probé con uno nuevo y de menor tamaño.

Lo que  me pasó:

Ahora si, me dije, no me va ganar!  Abrí mucho  las piernas, y estando parada, me agache hacia el frente y si pudo entrar bien, todo el aplicador, pero yo no lo sostuve bien y al empujar el émbolo, metí de más el aplicador. Cuando saqué el émbolo, me debí asegurar que tenia, ambas piezas sujetadas, pero no, el pánico se apoderó de mi, no lo se, el apuro, pues tocaban la puerta del baño. Total que casi me desmayo. Sólo tenía una pieza en mi mano y cabe destacar que era la pieza mas pequeña y blanda, o sea, la mas grande y dura, estaba dentro de mi y sin posibilidad de salir.

Saqué el tampón lentamente, por el hilo, como estaba algo seco, batallé un poquito, pero nada serio. Pero ¡no salió la otra pieza!


Intenté sacarla, pujar, alcanzarla con mi dedo y nada.

Las piernas me temblaban, mis manos sudaban frio. Me fui al Dr. del pueblo mas cercano (estaba en la playa) No encontré médico y  una enfermera me dijo que no era grave, que podía esperar a llegar a la ciudad, pero ella no podía ayudarme en ese momento.

Al día siguiente, acudí a urgencias del IMSS, me remitieron a Planificación Familiar, ahi una Dra. muy amable, de la cual sólo recuerdo que se llama Fernanda, me pidió que me recostara en la posición que mencioné en los pasos anteriores. Con sus guantes y lubricante, sacó la pieza. Y le agradezco mucho que tanto ella como la enfermera que la auxilió me dijeron que a cualquier le puede pasar y que no sufriera. Se portaron muy empáticas conmigo, a pesar que les doblaba la edad. Me sentí una ignorante! La doctora aclaró que no era recomendable utilizar  ningún utensilio médico, ni espejos intravaginales (como los que se usan para tomar la muetra del papanicolao) porque puedes introducir mas el objeto dentro o lastimar al paciente.

Y pues si, si esto fuera  mortal, no se vendieran los tampones a diestra y siniestra, sentido común, ¿verdad?, pero te entiendo si estas en este caso.


Angélica

PD. Por si se lo preguntaban, claro que intentaré de nuevo usar el tampón, es cómodo, no se siente, no hay derrames, ni olores. Pero bueno, ya que se me pase el susto.
La carrilla de mis hermanas (burla, bullying) no se acaba , me dijeron que había "parido" un tampón, entonces yo les dije, pues "hagan un baby shower" y miren, hicieron las invitaciones: